publicidad

dimarts, 28 de febrer de 2012

Mapa Mental

El mapa mental es una herramienta que sirve para estructurar el pensamiento. Toma en cuenta la funciona el cerebro humano naturalmente; por lo tanto le ayudará a explotar al máximo sus habilidades mentales.


Con el uso de imágenes, texto y... unas cuantas reglas para ordenar la información, usted podrá crear, visualizar y estructurar una gran cantidad de información en una sola página.

¿Cómo usar el Cerebro?

Cuando compramos una computadora viene acompañada de un manual de uso que nos dice como utilizarla de manera eficiente. Los seres humanos de fábrica traemos una computadora millones de veces más poderosa que la más poderosa de las computadoras en el mercado. La pregunta es: ¿cómo usarla bien y mejor?

Tony Buzan creador de los mapas mentales respondió que para saber cómo usar el cerebro, hay que saber cómo funciona. Descubrió que el cerebro funciona de forma “radial”. Cada concepto que hay en nuestra mente lo entendemos porque lo asociamos con otros, estableciendo conexiones que pueden llegar hasta donde queramos.


1. Recuerde la lógica interna de un mapa. Y que es muy similar al modo de pensar de nuestro cerebro. Todo parte de una idea central (una "chispa" inicial) en el centro de su papel / pantalla, de la cual van partiendo distintas ramas que representan los distintos aspectos que surgen y que hay que desarrollar del concepto central.
Esas ramas, cuando a su vez se desarrollen, darán lugar a otras sub-ramas que parten de ellas, así hasta que se haya trabajado todo lo que da de sí el germen inicial. Tenga en cuenta que pasamos de un desarrollo lineal y de izquierda a derecha (que sería el caso de ir anotando en un papel de manera normal) a uno donde podemos saltar de un lado a otro, modificar lo que surja y no vernos restringidos, de manera que todas las ideas se plasman con facilidad y dan lugar a trabajos más eficientes y completos.

2. Utilice imágenes y colores. Un mapa mental alcanza una mayor efectividad con el uso de recursos visuales como colores e imágenes. De hecho es recomendable que el concepto central esté representado por una imagen, las ramas que salen por distintos colores (más gruesas cuanto más cercanas a la idea central y más delgadas cuanto más al extremo) todo eso ayuda a tener una imagen más fácil de recordar e integrar.

3. No se quede atascado en un área: el mapa mental le permite seguir una estructura no lineal, aprovéchela, si se queda atascado en alguna rama, salte a otra y continúela desarrollando, es probable que al poco tiempo vuelva a la anterior sabiendo por donde seguir.
4. Sea creativo. Se trata de trasladar la forma de pensar y la verdadera idea sin las limitaciones del papel y la toma de notas o planificación habitual.



* He subido este ejemplo, pero hay miles en la red. Sólo falta el tuyo,” Espe-ro” de corazón que te sirva de guía.