publicidad

dilluns, 22 de febrer de 2010

VER+ PREJUZGAR SIN SABER = SEGURAMENTE CAGARLA



Trabajo mucho; actualmente esto es noticia.
Uno de mis trabajos esta situado en lo que podríamos llamar, el extrarradio de cualquier gran ciudad, donde te encuentras la realidad de lo que sucede en esta sociedad.
Esta tarde al salir del trabajo lucia un sol de primavera. Una de las cosas buenas de donde estoy es que es montaña, naturaleza, a primera hora solo te encuentras gente haciendo deporte, o paseando sus perros, si salgo a la hora habitual del trabajo ya encuentras menos gente paseando prácticamente a nadie, es la hora de la película o siesta, quizás debo apuntar que es fin de semana. Suelo desplazarme en tren por varios motivos, economía, comodidad, me permite leer; desde el punto del trabajo a la estación hay unos 15m. Ahora que ya me acostumbrado a la zona y conozco o reconozco que no existen ni más ni menos peligros que en mi propia ciudad, disfruto de un aire fresco con menos contaminación que donde yo vivo y unas vistas refrescantes… Hoy como os decía lucia un sol de primavera energético, y podría deciros que mientras paseaba para ir a buscar el tren, mi mente en armonía con mi cuerpo era feliz. He oído un ruido detrás de mí, me he girado, era un hombre con dos perros, (Me apasionan los animales, y entre muchas otras experiencias vividas con ellos, hice un curso de adiestramiento de perros) eran; un pastor Alemán y un cachorro de Pitt Bull, dos animales grandes y que impresionan si miras sus dientes. El hombre que los llevaba de mediana edad, dos metros de altura y semblante tosco. Mi mente rápida donde las hay, junto con mis prejuicios, a juzgado en dos segundos la escena y sus protagonistas; -“el tipo este tiene a los perros para chulear, seguro que los educa con una estricta disciplina que roza el maltrato.” Deje que pasaran delante de mi, deseando que fueran muy rápido y no ver el trato… Y lo que vi fue: Un hombre que sabe como educar a los animales, les llevaba atados con una doble correa a los dos juntos, una a cada lado, el pastor alemán mayor de edad llevaba un muñeco de goma en la boca, el chico le iba diciendo bien no lo sueltes que lo perderíamos a cada palabra el perro movía su cola, el cachorro como tal iba comiéndose y parándose a oler todo lo que encontraba, él le aderezaba con un suave tiron de correa acompañado de unas palabras “ No TOM, recto”, como os he dicho hice adiestramiento de perros, la forma y saber hacer de este hombre era “exquisitamente” perfecta. El muñeco del pastor alemán se ha caído, para no pisarlo como acto reflejo, he tropezado con mi propio pie y me he tambaleado, el chico ha intentado ayudarme pero he caído… los dos perros se han sentado, yo diría con una cara entre divertida y de curiosidad, mientras su dueño me ayudaba a levantarme. – Disculpa, me ha dicho. Mi perro tiene una enfermedad en la mandíbula y cada día intento que haga ejercicio llevando algo en la boca al ir y al volver del paseo, se le cae muy a menudo, por eso intento pasear a horas que no hay gente para que no pase esto, lo siento mucho puedo hacer algo por ti?
-No te preocupes (le he contestado), yo iba distraída mirando lo bien que los educas.
-Gracias!!!!, (me ha dicho con una sonrisa amplia) dedico todo mi tiempo a ellos, son mi vida, no te puedes creer lo que me juzgan por el aspecto y la raza de mis perros, (me he puesto roja como un tomate y mi moral silbaba lalalallalallala )intento que estén muy educados para no tener ningún problema, al menos en la calle, en casa son los dueños del sofá …
He acariciado sus cabezas (la de los perros, al chico reconozco que le hubiera besado…) y me he ido.
Angels

3 comentaris:

Amadeus ha dit...

Es una historia maravillosa. No es nada, solo una escena de las muchas que podemos ver en la calle, pero tú la describes de manera muy hermosa y con una acertada moraleja.
Besos / petounets
Pd. Prefiero los gatos.:-)

angels ha dit...

Sr. Amadeus !!! Sabe como alegrar el día a una mujer ;)

*Amo a los gatos, me llaman Bastet
LeBeso

jiglypuf ha dit...

uauuuuuuuuuuuu

:)