publicidad

dissabte, 6 de juny de 2009

Beso deseado

Se acercó por detrás, rozó su pelo.
Cerró los ojos con fuerza, como para conservar más dentro de sí ese momento.
Y, poco a poco, como si de un rito se tratara, fue abriendo la palma de la mano hacia
su cuello. Titubeó, dudó unos segundos…el tiempo de abrir los ojos. Pasó sus dedos uno tras otro, dulcemente, muy suave. Notó como la piel se erizaba y movía inquieta.
Presionó con una fuerza atrayente su mano y giró despacio su cabeza. Vio sus labios húmedos que pedían ser besados… Suspiró, suspiraron.
Acercó sin esfuerzo su rostro, sus labios se unieron con pasión y ternura como jamás he visto, se mezclaron lágrimas, sonrisas y deseos…
Pararon, se miraron, y así se fundieron en un abrazo.
Qué hermoso me pareció, desde ese instante supe que deseaba ser besada así…

Ellas me miraron, yo seguía muda, inmóvil en mi sitio, lágrimas de emoción caían por mi rostro por vivir ese instante; las dos me sonrieron, yo les sonreí.

Angels